Testimonios de la CONSTELACIÓN FAMILIAR EXORCÍSTICA ONLINE

Constelaciones Exorcísticas - Fundamentos

Las Constelaciones Familiares Exorcísticas tienen su base en las Constelaciones  descubiertas y elaboradas por el ex sacerdote Bert Hellinger  con el especial aporte que desde hace más de una década el suscrito viene trabajando en relación a las experiencias de aplicación del Ritual de Exorcismo aceptado por las Iglesias de Tradición Cristiana de diversas denominaciones y que tuvo su principio de aplicación en la República de Colombia en un encuentro de Constelaciones donde se hizo imprescindible la ayuda del Exorcista, en aquel momento documentado por el prestigioso canal History Channel.

Cabe destacar que el concepto del Karma – el algunos casos con ese mismo nombre y en otros con el concepto idéntico sin mencionarlo como tal- que acompaña en muchas Constelaciones simples la situación vivenciada por el constelante, resulta insuficiente cuando analizamos el movimiento de lo ancestral ligado a lo espiritual.

Aunque exista una concepción puramente teórica psicológica de la Constelación – lo cual reduce su efectividad para el constelante en un ochenta por ciento-  la interpretación del Karma sólo reduce a lo cíclico  repetitivo el problema/fobia/enfermedad que se trata en la Constelación y no invita a la experiencia psicoespiritual de la liberación integral que sí produce la intervención exorcística en la experiencia.

El Exorcismo es la práctica concreta de la toma de autoridad espiritual sobre un evento o eventos particulares y repetitivos en el árbol genealógico que requieren de la “materialización” de las presencias benignas (esto es angelicales y de luz) y malignas (esto es satánicas, de daño, brujería y maleficio) a lo largo de la Historia Familiar.

Es en un árbol – el de la vida- donde la serpiente del mal conquistó la perdición del ser humano de su condición paradisíaca (esto es, de armonía y realización personal)- No abundaremos sobre el Arquetipo del Árbol en las diversas tradiciones religiosas cristianas y no cristianas. Ya el Chamanismo nos remonta al Árbol como  escalera que une el cielo con el inframundo.

Al participar el constelante de la autoridad del Exorcista en su problemática familiar y ante los integrantes concretos – vivos y muertos- de su Historia Familiar, con el poder espiritual que ello supone, la liberación completa (psicoespiritual) es mucho mayor y eficaz para el protagonista.

El campo mórfico atraerá entonces no solamente la o las situaciones dramáticas que ha de abordar el constelante sino también las fuerzas invisibles que acompañaron en el pasado o acompañan en el presente dicha situación. El emergente – el constelante- toma protagonismo en su propia liberación personal (Exorcismo) sin requerir del concepto karmático y circular.

Por ello la Constelación Familiar Exorcística –CON.FE – permite ver resultados de la misma en no más de dos meses – a veces mucho menos – de lo que una Constelación Familiar típica permite, y que está calculada en seis meses.

En el ámbito teológico, la interpretación del mover de las fuerzas ancestrales que dan lugar al quebranto que convoca al constelante a su resolución tienen que ver, según el humilde entender de este Exorcista, con  el movimiento trinitario que da lugar a la Creación.

El Creador posee un Plan sobre cada persona y familia que – bien lo expresa Hellinger- es quebrantado por romper el “orden del Amor”.

Para nosotros, dicho Orden del Amor tiene un fundamento: El Creador llama a cada Familia a la realización de un Plan de Felicidad que es quebrantado por el pecado (éste es entendido como lo interpretaron los Padres del Desierto: como el amor desorientado que no encuentra donde reposar. No es otra cosa. No hay “carga” dogmática ni juicio moral sino búsqueda de realización de dicho amor que – reitero- se desorienta-) y que al quedar quebrantado requiere de un Redentor (en lo Teológico el Hijo) que muchas veces se expresa en el marginado, el enfermo, el atormentado, el agobiado y/o el excluído familiar. Dicho orden es reclamado por el Espíritu Santo que no es otro que la actualización del Amor Divino en esta etapa de la Historia de cada Familia y sujeto personal.

Entonces, la  Constelación Familiar Exorcística supera el plano puramente psicológico, para ingresar en el invisible y muchas veces determinante plano de las fuerzas de luz y oscuridad que buscan ganar su territorio en la Familia. La llamada Guerra Espiritual. Son dos sangres las que están en lucha: la de Caín y la de Abel, la del justo y el oscuro, la del ángel y el demonio, quienes van a tener particular intervención en la Constelación propiamente dicha.

Así, el Símbolo logra la fuerza que supera el concepto y alcanza la Redención que se traduce en curación.

Lo Trinitario (divino), las fuerzas intervinientes (Luz y Sombra, ángel y demonio), los ancestros (espíritus de muertos: sean celosos, vengativos, protectores o errantes, traducidos en fantasmas, o entidades), la intervención del Exorcista (en la participación del discernimiento y autoridad delegados en el constelante) se mueven enteramente en y a favor del constelante.

En el trabajo de la Constelación Familiar Exorcística, cada participante resulta beneficiado pues la energía victoriosa de la Luz, la expulsión de la serpiente que se enrosca en el Árbol Familiar, el mensaje divino angelical y la visión palpable, experimentable, visible de la expulsión del mal, daño, enfermedad, fobia, trauma, culpa, brujería o fantasma y entidad presente hasta ese momento en la vida de la familia, tal vez por generaciones, legalizado por alguien o algunos y expulsado por el propio protagonista de la Constelación.

De este modo, el exorcismo resulta efectivo a un grado comunitario: entre los sujetos visibles e invisibles que han participado de la Constelación Exorcística y cada participante alcanza a su propia medida un mensaje del cual nutrirse a partir de la Liberación alcanzada por el constelante.

La Constelación Familiar Exorcística ha reunido a creyentes practicantes y no practicantes, a personas sencillas sin denominación confesional y sin distinción de clase y sexo.

¿Necesitas ayuda?